Yo soy ella
...gracias y a la jodida
lunes, 27 de agosto de 2007
NO SE ME OCURRE UN TITULO PARA ESTE POST, ASI QUE LE DARE UN PREMIO AL QUE LE PONGA UNO QUE SI ME GUSTE. GRACIAS.

Lleva todo el fin de semana llueve y llueve, truene y truene, relampaguee y relampaguee e igual mi amiga Gaby lleva todo el fin de semana echando la weba aquí en mi casa junto con mi hermano, cosa que me hace feliz, feliz. Pero como eso de estar encerrada no más no se me da, y la tiricia ya estaba apoderándose de este cuerpo del pecado, pues hoy así sin más a las 6 de la mañana entre rayos y centellas despierto a Gabriela…

Petronila: Wey levante!!!!
Gaby: Que?? Que?? Que??
P: Manta párate amos a correr…
G: Quee!!! Pendeja esta lloviendo (se esconde entre las sábanas)
P: Pos por eso, si vieras que chingón es correr bajo la lluvia, ándale gabris levántate.
G: Que nooo, eres bien pinche antojada. No wey no me voy a levantar.
P: te voy a cantar ehhhh, te cantare hasta que te levantes. HABIA UNA MOSCA PEGADA EN LA PARED SPLAHS SPLAHS, HABIA UNA MOSCA PEGADA EN LA PARED SPLASH SPLAHS, HABIA UNA MOSCA PEEGADA HABIA UNA MOSCA PEGADA, HABIA UNA MOSCA PEGADA EN LA PARED SPLASH SPLASH… y así hasta el infinito.
G: Me cagassss, me cagassssss, te odio pinche vieja.
P: nah que, me amasss, ándale ponte tenis.

Ya la Gabriela se levanta toda somnolienta, mentando madres y recordándome a mi madrecita chula.
Salimos bajamos a la playita, y coooorrele.

G: No mames, no mames, la olaaaaa
(splashhhh una gran ola de fondo)
P: ju ju ju ju ira tu un lancherooo.
(truummmmmm, pruuuummmmm{grandes truenos})
G: Pinche vieja nos va caer un rayo.
P: ay cállate si bien que te gustan los truenos y los rayos.
G: si wey pero cuando hay un techo sobre mi cabeza!!!

Luego para cruzar un desagüe de “aguas puras y cristalinas” que van a dar al mar, tuvimos que quitarnos los tenis, yo me senté en la arena pa’ volvérmelo a poner y una ola del mal, se llevo uno de mis hermosos tenis. Un minuto de silencio.

P: No mames mi tenissssss
G: KajajajajajaaajaJAAJAJAjajajaja, uhhh jojo jo jajajajaja,
P: buaaaaa buaaaaaaaa.
G: jajajajAJAJaajaJAJAJajjajajaajaja
P: Síguele ehhh, búrlate.
G: amo el Karma
P: ¬¬

Y ya, yo seguí corriendo con un pie descalzo hasta que completamos 7 KM, (si, yo tengo la condición más chingona del mundo, y corro bien rápido y no me canso) y como me rehusé a regresarme por la avenida con un solo tenis, por que como iba ser que YOOOO anduviera descalza en la suciedad del piso, noooo, odio los gérmenes mortíferos y como Gabriela no sabe que es la empatía, tuvimos que hablarle a mi hermano para que fuera por nosotras y no morir de frio.

Ringggg ringgggg.

Hermano: (bostezo) ashueadf, ñam ñam, guenouuuu.
P: Hermanito!!! Buenos días, ven por mi si???
H: ahh, ahhh? (acabándose de levantar) Petronila??? Ora tu onde andas??
P: En la base con Gabriela, ven por nosotras pero en chingaaa yaaa.
H: Y que chingados haces en la base??? Yo pensaba que estabas jetona como siempre en tu cama!!
P: Pos no, no estoy, es que venimos a correr a la playa.
H: a correr??? Con esta pinche lluvia?? Están bien pendejas me cae.
P: Ni me regañes, que estas viviendo de gratis en mi casa, te ordeno por la comida que te tragas que vengas por mi.
H: llego en 10 minutos.

Luego mi hermanito llego por mi y mi tirititante amiga, nos la hizo de pedo por que andábamos todas mojadas y escurriendo y su hermoso carrito se iba a mojar… pinches hermanos.

Ahora estoy en la comodidad de mi cama gozando las bondades del Internet inalámbrico con mi mejor amiga muriendo de temperatura jetona aquí a mi lado… pobrecita ella. Y Yo? Yo estoy sintiendo venir una gripa mortal la cual estoy dispuesta a combatir pues no pienso enfermarme en vísperas de mi cumpleaños. Sobres pues ahí se ven

Ya pues…
Fin, huyan.

martes, 21 de agosto de 2007
FOKING REGRESO A CLASES PFFF.
¿Por que me desaparecí del msn?
¿Por que no he posteado?
¿Que me he muerto?
¿Que me he unido a la congregación de las Carmelitas Descalzas?? errr, si, posib
lemente...
¿Que me cortaron el
internet y soy tan pobre que no me alcanza para pagar la hora del ciber? eso si, proximante...

PUES FIJENSEN QUE NO!!!!!!


Lo que pasa es que ya entre a la pinchi mugre universidad, donde me la he pasado muriendo vilmente de sueño y de una inmensa flojera, en donde mi mente divaga y se pone a añorar esos ratos donde solía picarme el ombligo y pensar que realmente sería hermoso si las gotas de lluvia fueran de chocolate y que como me encantaría estar ahí... ustedes saben el resto

Odio el regreso a clases, siempre lo he odiado, a mi nunca me causó emoción regresar a clases, ni nunca he deseado durante las vacaciones que estas empiecen... la verdad esta vez voy por puro mero pinche compromiso, es mi último semestre y de ahí sere libre y me unire al grupo de los 8... los 8 millones de desempleados en el pinche pais... ah no esperen, yo ya tengo trabajo... wiii lusers!!!!.

Entre a clases la semana pasada y la verdad odio mi escuelucha, coff coff digo... mi alma mater, para empezar ya nos dejaron tarea, ya tengo kilos de copias que leer, y trabajos finales que he de entregar...obvio a final de semestre, pero lo bueno del regres
o a clases es que en mi universidad y facultad pasan cosas extrañas, iren:
Las puertas de los baños de la universidad se llenan de mensajes conmovedores.

Las mesas se llenan de papeles escritos en otro idioma y donde el papel para secarte las manos tiene doble uso... el de libreta profesional


a Los lockers del gym también les da flojera y deciden tirarse al suelo a tomar una siesta

Los espendios de Pecsi deciden que es hora de tomar el sol y agarrar un poco de color

Yo me convierto en fantasma...

HE AQUI LA IMÁGEN PERFECTA:


Ya pues...
Fin, huyan.

Etiquetas:

lunes, 13 de agosto de 2007
DE VACACIONES, ENFERMEDADES Y MENSAJES INESPERADOS
Haber... ahora si ya regresé de mis muy merecidas vacaciones, onde me enfermé de un extraño virus que te da por comer Tlayudas... y es que chale después de un año y medio de andar trabajando como esclava pos ya era imperativo que me dejaran una semanita y media suelta como perro sin zumba y disfrutar de las bondades de dormir como la gente decente y no hacer absolutamente nada.

Mi último día de trabajo, me mentalicé para entrar en un estado vegetativo profundo, del cual nadie ni nada podría sacarme, me fuí al blocboster a rentar horas/video, fuí al super a comprar provisiones, acomodé mis libros por leer, me puse lo más cómoda posible y me dispuse a tirarme en el sillon de mi departamento a alcanzar el estado zen, la homeostásis, el nirvana de la flojera... pero juuuuusto cuando estaba yo por quedarme jetona tocan a mi puerta e interrumpen mi recien iniciado ciclo REM.

Petronila:quien???? ash!#4$%&/
Tor: Yoooooo
P: Que cosa quieres??
T:Arregla tus cosas amonos a Oaxaca...
P: aja, si tu, chona, como si fuera así de fácil, que crees que yo tengo todo el tiempo del mundo, crees que no tengo cosas que hacer???
T: Nel...
P: ¬¬
T: Andale apurate.
P: Perame deja arreglo mi maleta... (pinche facilota)

Luego el mendigo me prohibió llevar la indumentaria indispensable para mi supervivencia, no me dejó llevar mi plancha, mi secadora, mi maquillaje, mis zapatitos ligadores... cosa que yo metía a la maleta cosa que el sacaba, estaba a punto de llorar por que no quería que llevara mi almohada de viaje, pero me salí con la mía muajajajajaja. Al final, el solo me dejo meter a la mochila: un pantalon, cuatro blusas, suficiente ropa interior, un lápiz labial, mi delineador, mi desodorante, mi cepillo de dientes y un peine (¡¡¡¡Comoooooo se atreve!!!!).

Y como el viaje fue a las carreras, y pues no pensabamos pasar mas de tres días en los Oaxacas cometí el gravisimo error de no avisarle a mi sacrosanta madre a donde iba, ya después pasados los días me andaba buscando la pobre y no había nadie que le diera santo y seña de onde andaba su hija. (otra cosa mas por la que me iré al infierno {y aparte no traía yo crédito en el celular, los últimos mensajes los ocupé para enviarle saludos a mi paisanito})

Llegamos a Oaxaca después de mil horas de autobus... nos hospedamos en un hotel de mala mota atendida por una señora bonachona a la cual le debo literalmente la vida. Nos instalamos, y nos dispusimos a recorrer las calles del hermoso Oaxaca... yo le insistí al Tor que fueramos a ver/buscar a los de la APPO pero mi amigo resultó ser bien joto y..."nooo como crees, estas mal de la cabeza, tu no pudes saber como va a reaccionar esa gente, mejor no arriesgamos nuestras vidas bla bla bla bla" fuimos al centro y anduvimos vagando por las calles, unas vandalizadas otras no tanto, unas muy lindas, otras no tanto... fuimos a Santa María el Tule a ver el árbol enoooorme enorme, y estando ahí que se ponen a darnos una explicación de las tantísimas figuras que las ramas del ya muy viejito árbol forma... pero chale por más que intentaba no le hallaba yo forma de los dizque animales y personas, yo le hallaba otras formas muy peculiares que no dire por respeto jo jo jo jo.

No fuimos a bañar al hotel ese, nos salimos a buscar un bar por que ya estaba haciendo calorcito y nos estaba dando harta sed y nos topamos con un bar divino que se llama "El pasito duranguense" (un premio para el que adivine que musica se toca ahí). Nel no entramos. Nos pusimos felices, cantamos bonito, dormimos rico y en la mañana... a comer Tlayudas del mal...
Yo solo me comí la mitad por que la mía me supo media rara y a la media hora... wiijjjjjk wiijjjjjjk (onomatopeya creada por mi estimado dan para describir guitarrazos chingones) y es que sentía clarito clarito como mis tripas eran jaladas y retorcidas, asi como si estuvieran dando de guitarrazos con mis tripas... empecé a sudar, a tirititar del frío. Apenas y llegue al hotel a cantar literalmente Oaxaca al baño y así me la pase los días restantes en... por que de los tres días que me iba a quedar, me tuve que quedar dos días más (y yo que quería ir a San Cristobal de las Casas allá en Chiapas) mi rutina diaria era de la cama al baño del baño a la cama y ya, no hacia otra cosa, no podía tomar ni medecinas por que todo lo volvía, (oh pobre de mi) hasta que la señora del hotel se dió cuenta de mi estado y me dió una purga con aceite de ricino, limón y bicarbonato (puaaaaaaajjjjjjjjjjj) y una sobada de panza chingona chingona, ipso facto deje de sentir mi estómago ir y venir y mi diarrea bucal paró y yo me empecé a "componer" y en cuanto recobré el color nos regresamos a Acapulquito, onde para mi sorpresa encontre mi maquinita de los mensajes (wiiiii al fin ya tengo telefonito en mi casa) llena de mensajes... todos de mi madre...

iren algunos....

Petronila por que no contestas el telefono??? con quien estas???? estas ocupada verdad uyyyyyyy Petronilaaaaaaa. Bueno hija cuando te desocupes me hablas. tiiiiii (sonido de la maquinita).

Petronila ya me estas acongojando, tu siempre contestas el telefono, dooooonde estas que tu celular me marca como fuera de servicio??? comunicate pronto. COMPORTATE.

Se que no te secuestraron por que no han llamado para pedir rescate, asi que si piensas tenerme en esta angustia estas mal, ya no me importa, pieeeerdete, si quieres (voz de furia) pero hija ya comunicate (voz de congoja) { jijij este mensaje me hizo reir}

Petronila??? ya van 20 mensajes que te dejo, ya contestame el telefono. Quien es ese con el que estas ehh????? nada mas quiero señorita y te huyas con el, TE-LO-AD-VI-ER-TO

Petronila, ya le marqué a tu vecina y dice que te vió hace 3 días salir con un muchaco, con todo y maletas!!!!!! por que hijaaaa por que??? dime por que hiciste eso, tu sabes que puedes confiar en tu familia!!!!, piensalo bien, ya vas a terminar tu carrera, estas muy joven aún... no estas embarazada verdad???? por que si estas ni creas que te voy a cuidar al chamaco, tanto que te dije como cuidarte y bla bla bla bla. tiiiiiiiiii (sonido de la maquina)

kajajajajajajaja adoro a mi mamá, nomas que en cuanto llegue si me puso como chancla, me abrazó, me regaño, me volvió a abrazar, y me regaño mil veces mas. dejen consigo una grabadora y les pongo en vivo la voz de mi madrecita santa y sus mensajes en la contestadora

ya pues...

Fin, huyan

Etiquetas:

domingo, 5 de agosto de 2007
ESTO ERA UN POST DE DONDE SALE MAS GENTE ESTÚPIDA CAMINANDO POR LAS CALLES, PERO SIEMPRE NO, NO FUE.
Aqui iba un post bien chingon con un video revelador, donde salgo otra vez ebria, pero esta vez caminándo por las calles... pero Youtube o blogger o la máquina del ciber pedorro en el que estoy se pusieron de mamones y no me dejaron poner el video (mueran)... y pues ya me desespere y no quiero pedirle al wey que cuida el ciber que desde su cubículo me mira, según el disimuladamente las piernas que venga en mi ayuda (no quiero por que esta bien pinche feo y seguro hasta huele mal{y yo soy muy chocanta con eso de los olores}) y pos eso de estar escribiendo letra por letra el puto código nomas no se me da, pos mejor esperaré hasta que tenga mi computadora que esta bien guapa en mis manos para poder subir en video.

o de plano mejor vayan a la página de Youtuve y ahi veánlo...
ash mejor les pongo la dierecciòn... ¬¬

http://www.youtube.com/watch?v=EfvUloSbV50 <---- si, eso es un link

(disculparán ustedes el terribe acento de mi amigo en el inglish pero pos andabamos mucho muy bodashos)

Y pues como ando como diría mi adorada comadre la patana "Embotellada" esto queda suspendido hasta nuevo aviso, o hasta que regrese a mi pueblo de mi gira artística por los Oaxacas... mientras pongánse a contar las telarañas de las paredes de su casa. o piquense el ombligo y saquénse la pelusa.

Los quiere^Petronila jajajajajajajajjaja

nah

Ya pues...
Fin, huyan.
jueves, 2 de agosto de 2007
Y PETRONILA BAILAAAAAA ASIIIIIIIIÍ
Antes que nada, gracias a todas esas personas que me hicieron saber su opinión sobre el post anterior... Pero pues no todo en esta vida es tristeza y pos a lo que nos truje chencha a moverse se ha dicho y pos si de moverse se trata aqui les dejo un videito onde salgo bailando mas ebria que la Guayaba, la Tostada y el Falso Profeta juntos.

Resulta que andaba yo con mi amiga Gaby persiguiendo a unos Uruguayos buenones por las calles de mi pueblo cuando de pronto se suelta el aguacero y yo me puse harto felíz pero la Gabriela como es de azucar, "no que la jodida hay que buscar refugio, se me van hacer feos los zapatos" y yo así toda amargada le dije "no pos que estamos cerca de la casa de Yisus, amos ahí con el antes de que te derritas". Y pos llegamos a la casa de Yisus que muy amablemente nos dió posada y ropa seca a las dos, (no vayan a creer que ando vagando en esas fachas por las calles ehh) Y pos como es bien sabido yo soy friolenta como la chingada, pos el en vez de darme una cobija me dió mezcal fermentado con nanche que le sobró de una quema de libro... ya mejor ni les cuento vean mi baile sexy...

La gabriela no aparece en el video por que ella es bien pendeja y no sabe tomar y a los dos tragos de cerveza queda bien perdida de borracha y se quedó jetona como perrito echa bola en el piso. Ahhh y yo les juro, de veritas por estos ojos que se han de comer los gusanos que yo bailo bien chingon, pero pos pos mi estado etílico me impide coordinar aca movientos chidos y fregones y movidas de caderas sexies y provocativas... además pa que chingaus quiero bailarle sexy a mi amigo Yisus que es gay... y si no me creen que chingados hace una peluca estilo tongolele en casa de un hombre??? Dios!!!! si no hubiera estado borracha ni me pongo esa peluca aspetosa, nomás de imaginar cuanta porqueria hace con ella se me pone la piel chinita ewwwwg, ya pues mucha tarugada ahí ta el video.




Ya pues...
Fin, huyan
miércoles, 1 de agosto de 2007
PIN PON ES UN MUÑECO MUY GUAPO Y DE CARTON

Llevo 1 año 8 meses laborando en un hospital. Un hospital es un lugar bastante especial, siempre hay cosas que hacer y siempre nuevas cosas que ver y aprender. En este hospital he aprendido cosas bastante interesantes; aprendí a fuerza a leer terminología médica y hablar con tecnicismos, pero sobre todo he aprendido a limpiar heridas, heridas tanto internas como externas, y lágrimas, aprendí a limpiar y a enjugar lágrimas.

Con el paso de los meses y por mi salud emocional y mental aprendí a poner mi barrera. Durante mi estancia en el área de VIH, descubrí que al hablarle al paciente con tecnicismos era más fácil para evitar el dolor (el propio, te hacías menos humano) y no involucrarme emocionalmente tanto con él, y de esta manera reducir los 45 minutos que me tomaba al principio el darle una mala noticia.

Roté por las diferentes áreas del hospital, hasta que al fin me establecí y me volví trabajadora oficial del Seguro Social. Fue bueno al fin estar estable en un lugar y tener mi propio espacio, todo era más tranquilo, hasta que me llegó la oferta de trabajar en el área de cancerología del hospital, específicamente en el área de pediatría. – Pero por supuesto- dije yo, pensé que después de la experiencia en VIH nada podía moverme internamente. Que equivocación.

Empecé en el área de Cancerología el 02 de Junio y tú llegaste el 12 de ese mismo mes. Recuerdo que cuando fui a verte por primera vez a tu cama, respiré profundo, ya que tú ibas a ser mi paciente directo, tú, un niño de 8 años. Activé en mí la” modalidad robot” (como solías decir… –“Es que todos parecen que andan en modalidad robot”-).

Venías del DIF y no tenías mamá, ni papá, no tenías a nadie, te habían abandonado por tener cancer. Al acercarme a tu cama lo primero que me dijiste fue – “¡Que bonita estas!, si yo tuviera una hermana, seguro sería igualita que usted… yo no tengo hermanos, ¿Podrías ser mi hermanita mientras estoy aquí en el hospital y me curo?”- Me diste en la madre cuando dijiste eso. Tú y yo sabíamos que no te ibas a curar, ya estabas en cuidados paliativos… -Claro Roberto, tú y yo seremos hermanitos…- y en ese momento me perdí y mi pared se derrumbó.

Eras un niño demasiado inteligente, siempre, todas las mañanas me veías entrar a las carreras, regañando gente, y sobre todo regañándome a mi misma –Hay gueris (así me decías) a veces te tomas demasiado en serio, relájate, no te presiones demasiado, al fin que la mayoría de los niños que estamos en este hospital no vamos a sobrevivir…­- Y me cayó el veinte… “niños, estoy tratando con niños”, tú eras un niño, un niño con cáncer, uno más de la estadística, un no sobreviviente.

Y de nuevo la negación y el bloqueo… -No, tu no te vas a morir, mis hermanos no se mueren- y te conté la historia de lo que le pasó a mi hermano…

A los dos nos daba “ñañaras” estar en el cuarto piso, por que al igual que a mí, a ti también te daban pavor los temblores. Gracias a ti me curé, cuando tembló un viernes por la mañana, y estaba en mi escritorio, lo sentí de nuevo, como siempre, ese frío recorriendo y paralizándome, y entonces me acordé de ti, y en una fracción de segundo ya estaba corriendo por el pasillo, no paré hasta que llegué a tu cama… -¿lo sentiste?- te dije –¡Órale! ¡Te moviste!- respondiste. En verdad me había movido...me había movido por ti. Sentí una tremenda necesidad de abrazarte, me mordí el labio y me dije a mi misma, “no te involucres, no cruces la línea”, ya era demasiado tarde.

Empecé a llegar más temprano para terminar antes el papeleo diario y a salir mucho después de mi hora de salida, todo para poder estar más tiempo contigo. Te regalé muchos de mis cuentos, me decías que tu favorito era el niño que viajaba por los mares en el barco de papel; nunca te lo dije pero ese niño eras tú, ese cuento lo escribí pensando en ti.

Me hacías reír, me hacías pensar, me hacías enojar, movías tantas cosas en mí y yo trataba de negarlo, trataba de convencerme de que todavía la relación contigo era profesional, que no había cruzado la línea, pero me importabas, me importabas demasiado, me aprendí de memoria tus horarios, me aprendí tus pastillas y la hora en que debías tomarlas. Me partía el corazón verte mal después de tus sesiones, verte descompuesto era lo peor, nunca te diste cuenta, pero yo me iba a llorar al baño. Como era posible, ¿Por qué?, me preguntaba, por que un niño de 8 años, no era justo, era cruel, tú no deberías de estar ahí, tu no deberías de estar sufriendo, llorando, muriendo, tu deberías de estar en la escuela, aprendiendo las tablas, jugando fútbol y raspándote las rodillas, no en ese lugar, no en esa cama, no con cáncer.

Y todos los días me iba del hospital con un nudo en la garganta, con el hueco en el estómago, me iba pensando que toda la tarde ibas a estar solo, que no tenías a nadie… como era posible que te hayan abandonado, que crueldad. Y me enojaba, me enojaba mucho.

Recuerdo el día que andaba como loca por que se acercaba la fecha de inspección, me mandaste hablar y muy seriamente me dijiste: –Siéntate, ¿Por qué estás tan triste?- y yo te contesté que no tenía tiempo, que necesitaba acabar el papeleo y terminar mis reportes, que al ratito platicaba contigo, y que no, no estaba triste, entonces saliste con la brillante frase: “tu podrás decir eso hermanita, pero tus ojos dicen otra cosa”. Siempre he dicho que mis ojos son mis más grandes detractores. Y decidí sincerarme contigo, y te conté mis tristezas, te conté que llevaba tiempo sintiéndome sola, que en mi vida profesional todo iba viento en popa, pero que mi vida personal estaba un poco empobrecida, que casi no salía, que los fines de semana terminaba muerta y no era que no tuviera amigos, ni que no disfrutara mi independencia, si no que, como me dijiste “te gustaría compartirla con alguien”, y te dije, “así es, me gustaría compartir, compartir es la palabra”.

Pasábamos mucho tiempo platicando, me decías que yo era bien “chistosa”, que no conocías a nadie grande que supiera tanto de caricaturas. No podías creer que me gustara Bob esponja y yo no podía creer que no conocieras al Rey León, te conté que esa era mi película infantil favorita, que lloraba mares cuando se moría Mufasa, y que cuando niña siempre la volvía ver con la esperanza de que no muriera. Te reías de mí. Cuando te llevé la película para que la vieras, no pude dejar de verte ni un momento y tampoco pude dejar de preguntarme, que era lo que estabas pensando, no estabas viendo la película con ojos de niño, tus ojos reflejaban otra cosa. Cuando terminó la película me dijiste “ojala todos fuéramos Simba, ojala yo fuera Simba y tener una segunda oportunidad”.¡¡Puta madre!! Temblé de coraje, me dolió el estómago y quise gritar. Te abrace y lloraste en mis brazos.

Tu canción favorita era la de Pin Pon, siempre la cantabas, te llegué a decir que eso ya me estaba irritando, que buscaras otra canción, y tu solo decías, entiéndeme. No lo entendí hasta después… tu mamá solía cantarla antes de que se fuera.

Te fuiste un Miércoles a las 11:37 de la mañana, tu cuerpo cansado no aguantó más, días previos me comentabas que estabas listo, que tu misión estaba cumplida, que ya no tenías nada que hacer, que lo hecho, hecho estaba, y estabas tranquilo y sereno, el miedo se había ido y que yo, yo tenía que aceptarlo, me agradeciste por haberte enmendado el corazón, por haberte hecho sentir querido, y aliviar la culpa que sentías y sobre todo por que dejaste de sentirte abandonado. Te sostuve la mano y no pude evitar llorar, me abrí, al fin me abrí y te di las gracias, te dije que gracias a ti me convertí en mejor persona, te di las gracias por haberme tocado el corazón y hacerlo latir de nuevo, te di las gracias por haber hecho en mí, lo que nadie. Al final no sufriste y te fuiste tranquilo.

Me enseñaste tantas cosas, me hiciste sentir mi humanidad de nuevo, deje de poner murallas a mí alrededor, me inspiraste en todos los sentidos, me cambiaste la perspectiva de las cosas, las letras en mi cuaderno empastado dejaron de ser amargas y negras, deje de explotar mi dolor en ellas… deje de autocompadecerme y flagelarme por lo que no se puede y no puedo cambiar. ¡¡¡Comencé a pintar de nuevo!!! Y entonces empecé a aceptarme, a introyectar ese ser humano que soy, a esta persona con tantas cosas buenas, tan imperfecta, tan yo. Volví a mí, y me di cuenta de lo mucho que me había extrañando.

Gracias a ti me di cuenta de que lo que en verdad quiero, no está en un hospital. El hospital me mecaniza, me bloquea, no me deja sentir, no me deja ser yo. Y ya no quiero dejar de ser yo. Me voy del hospital, al menos por ahora, lo dejo por mi bien, por que es lo que quiero, por que lo que quiero esta allá afuera con la gente, no encerrada, atrapada en las paredes frías del hospital. He vuelto a ser cálida de nuevo, hasta yo lo veo en mis ojos. Hoy salí y ya no tengo miedo de sentir, al contrario, estoy emocionada por hacerlo, quiero sentir de nuevo, por que a mis casi 22 años (apenas 22), me había estado sintiendo como una vieja de 60, me había estado privando de tantas cosas y postergando muchas más, me había estado evitando a mi misma de manera increíble, estaba dejando mi vida para después.

Hoy Roberto, te dedico mi futuro, te dedico mi cambio a tesis, por que soy capaz de hacer algo grande y lo haré gracias a ti, por que ya no tengo miedo de mí, por que el tiempo es ahora mío, y es ahora cuando decido. Soy libre y ligera. Y ahora sé que soy capaz de todo.

Roberto Carlos Luna Mayoral
14 de Octubre de 1999 – 25 de Julio de 2007

¡Gracias Robbie!

Ya pues...
Fin, huyan.